Conexión Animal

Compartir :

Share on facebook
Share on twitter

Multitudinaria marcha en el puente Rosario Victoria en reclamo por la Ley de Humedales

Por Santiago Campeni

Este sábado 17 y domingo 18 de septiembre más de 520 organizaciones socioambientales y vecinos autoconvocados de Rosario y alrededores cortaron el puente Rosario Victoria, en reclamo de la sanción urgente de la Ley de Humedales y para pedir un freno a las quemas intencionales en las islas del Delta del Paraná. 

Al grito de “no podemos respirar” y “ley de humedales ya” la multitudinaria marcha enmarcada en la Acción Plurinacional por los Humedales, convocó a movilizaciones en distintos puntos del país. Esto se da en un contexto de quemas intencionales que fueron en aumento desde el año 2020. Según datos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible el 95% de los incendios son intencionales, en el caso particular del Delta del Paraná, esta práctica se realiza para limpiar las pasturas y que crezcan nuevamente pastos mejores para el ganado vacuno. Esta es una técnica que se realiza hace décadas, sin embargo hace tres años que la región atraviesa el fenómeno de la niña que reduce el índice de precipitaciones en la zona, creando un caldo de cultivo para que las llamas se expandan sin control quemándolo todo. 

Ya desde 2020 se han perdido más de un millón de hectáreas en el Delta. Cuando se pierde un humedal, se van con él todos sus múltiples servicios ecosistémicos que brinda, como son la absorción de CO2, que ayuda a mitigar el cambio climático, actuar como filtros de agua, permitiendo asegurar el suministro de agua potable para los alrededores, y controlar las inundaciones entre otros. También al quemar los humedales se pierden innumerables especies de flora y fauna, características de la zona como son los carpinchos, yacarés y el emblemático Yaguareté que está siendo reintroducido, luego de llegar al borde de la extinción. 

ESTE SÁBADO Y HASTA EL DOMINGO, CORTE Y ACAMPE EN EL PUENTE ROSARIO-VICTORIA  POR LOS HUMEDALES - La Nueva Senda - Noticias de Casilda

Otro efecto que se visibiliza en estas quemas es el impacto en la salud de las poblaciones que viven a los alrededores de las islas incendiadas. Si bien es sabido que las partículas en suspensión y las cenizas afectan las vías respiratorias, esta semana se conoció un dato concreto de la calidad del aire en la ciudad de Rosario, el cual alcanzó un pico de 483.5 microgramos/m3, cuando el valor límite establecido por la Organización Mundial de la Salud es de 15 microgramos/m3. Las autoridades sanitarias debieron sacar un comunicado recomendando a la gente que no salga de sus casas, que evite realizar actividad física al aire libre, que vuelva a utilizar barbijo, y que cierre las puertas y ventanas de las casas con paños mojados para evitar la entrada de material particulado. Desde el Ministerio de Salud se anunció que se destinarán 500000 barbijos a la provincia de Santa Fe para proteger a la población. 

Recientemente en Conexión Animal publicamos la información difundida por el periodista Juan Chiummiento que informó que 76 establecimientos agropecuarios de las islas del Delta eran propiedad del Gobierno de Entre Ríos, demostrando que existe una connivencia del poder político y empresarial para que no salga la tan pedida Ley de Humedales. 

Desde la Multisectorial por los Humedales en declaraciones a Télam se mencionó: «Las quemas intencionales que vemos todos los días y que se intensificaron en los últimos tiempos son un atentado a la salud pública y es indignante que siga sin haber responsables presos. Cuando no hay reacción de la Justicia ni de los funcionarios, la única respuesta es la gente en la calle». En la movilización también se leyó un documento armado en conjunto por las diversas organizaciones convocantes denominado “Todo fuego es político”.

El próximo jueves 22 de septiembre se llevará a cabo un plenario de comisiones en la Cámara de Diputados para tratar la Ley de Humedales, tras haber perdido estado parlamentario, en tres ocasiones en 2013, 2016 y 2021. La ley deberá pasar por las comisiones de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano, Agricultura y Ganadería, y Presupuesto y Hacienda. Ante el escenario que viven los habitantes de las provincias afectadas cabe preguntarse, qué más debe suceder para que la ley sea una realidad, y no caiga ante el lobby.