Conexión Animal

Distintas dietas para disminuir el consumo de carne

Compartir :

Share on facebook
Share on twitter

¿Qué es una dieta plant-based?

Por Juana D.D.

Seguramente alguna vez escuchaste hablar de las dietas basadas en plantas. Es necesario entender que este término, más conocido por su traducción al inglés “Plant Based” hace referencia a cualquier dieta que centra su alimentación en alimentos procedentes de origen vegetal y abarca muchos tipos o variantes, no refiere solo al veganismo. Este es un listado de las dietas que abarca este término:

  • Semi Vegana: Dieta centrada en el mayor consumo de productos vegetales, con la incorporación de pequeños productos de origen animal en ocasiones.
  • Pescetariana: Alimentación vegetariana con la introducción de pescado como única carne.
  •  Vegetariana u Ovolactovegetariana: Alimentación basada en productos vegetales, huevos y lácteos.
  • Vegana: Únicamente se consumen alimentos de origen vegetal. Se excluye todo tipo de carne, lácteos, huevos, gelatina o miel.

Ahora que ya conocemos algunos nombres, te vamos a contar sobre los beneficios que trae seguir una de estas dietas.

 Además de contribuir al medio ambiente ya que, la industria ganadera y pecuaria  es de las principales contaminantes, al dejar de consumir carne o productos de origen animal, estarías contribuyendo a la reducción de la explotación y maltrato animal

 Probablemente estas sean las causas por la que la mayoría de las personas optan por basar su alimentación en plantas. Pero no se habla mucho de los inmensos beneficios que trae para la salud, por eso acá te contamos un poco más sobre eso.

A lo largo de los años muchos estudios médicos y científicos han estado probando que las personas que llevan a cabo una dieta “Plant Based” tienen un estado de salud mucho mejor, por ejemplo:

  •  Han reducido los niveles de colesterol, reduciendo también el riesgo a padecer diabetes y tienden a tener menor presión arterial, azúcar en la sangre y triglicéridos que las personas  que consumen regularmente  alimentos de origen animal.
  • Se presenta una disminución de riesgo en todos los tipos de cáncer. Los vegetarianos experimentan menos cáncer gastrointestinal, así como cáncer colorrectal, y las mujeres veganas experimentan menos cánceres específicos, como el cáncer de mama.
  • Consumir menos carne ayuda muchísimo en la digestión. Comer más verduras y legumbres significa que tu consumo de fibra subirá, y más fibra significa menos estreñimiento y mejorar la digestión en general.
  • Aumentan los niveles de energía. Los alimentos con alto contenido de nitratos son generalmente de origen vegetal, por ejemplo, la espinaca, los porotos o el repollo y pueden ayudar a sentirse con más energía con el paso del tiempo. Los nitratos en la dieta tienen beneficios vasculares, reducen la presión arterial, e incluso pueden aumentar el rendimiento físico en personas sanas
  • Comer más frutas frescas, verduras y granos enteros aumentan la ingesta de antioxidantes, ayudando mucho a la piel.

Estos son algunos de los muchos puntos a favor que tiene este estilo de vida. Hay que tener en cuenta que al seguir estas dietas hay que familiarizarse con conceptos y que también tienen sus obstáculos . Probablemente escuchaste hablar de la Vitamina B12, que se encuentra en las carnes, huevos o lácteos y es sumamente importante para el  buen rendimiento físico y el déficit de esta vitamina presenta cansancio. En estos casos, para consumirla,  podemos escoger alimentos fortificados como cereales o algunas algas. Si no, se puede recurrir a suplementos. Por eso es  importante saber que siempre que cambiemos de dieta, siempre lo mejor es consultar con un nutricionista que se amolde a la necesidad física de cada individuo. 

 Teniendo en cuenta la crisis ambiental  y también nuestra salud es la mejor opción. Al principio dejar de consumir productos animales parece difícil pero siempre es posible, al llevar a cabo una de estas dietas notarás muchos cambios positivos en tu cuerpo. ¡Anímate a probar!