Conexión Animal

Consejos para reducir el "desperdicio alimentario"

Compartir :

Share on facebook
Share on twitter

Un tercio de los alimentos que se producen en el mundo se desperdicia. ¿Cómo evitarlo?

Por Juana D.D.

Aproximadamente un tercio de todos los alimentos producidos a nivel mundial se pierden o se desperdician: 2.250 millones de toneladas de alimentos por año incluyendo a los establecimientos agropecuarios, los comercios minoristas y mayoristas, el servicio de alimentos y, a nivel cotidiano, los hogares de los consumidores.

La producción de alimentos utiliza muchos recursos como una gran cantidad de tierra, agua y energía y, por supuesto, esto repercute negativamente en el cambio climático.  El desecho alimentario genera el 10% de los gases de efecto invernadero.

Además, no solo genera problemas para el medio ambiente, si no, que mientras el hambre aumenta, el desperdicio de alimentos también lo hace a su vez: cada segundo en el mundo 41 toneladas de comida son desechadas, mientras que más de 820 millones de personas no tienen alimento asegurado, y generalmente estos “desechos” están en buen estado y pueden ser reutilizados, donados o repartidos a gente necesitada.

 Los alimentos que no están en buen estado, pueden ser comestibles para algunos animales o para producir compost. 

Todos tenemos un papel que desempeñar en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos. Depende de nosotros cambiar nuestras costumbres para que no desperdiciar alimentos se convierta en un modo de vida.

Acá te dejamos algunos consejos para que en tu día a día puedas empezar a contribuir y a cambiar tus hábitos sobre esta problemática.

  • Comprá sólo lo que necesitas.

 Planifica tus comidas, hace una lista de compras con los productos necesarios. Muchísimos alimentos se pierden a causa de compras impulsivas que  luego no utilizamos, generando pérdidas.

  • No juzgues alimentos por su apariencia.

 La mayoría de los desechos alimentarios a nivel doméstico son frutas y verduras, y la razón de su desperdicio es por que incumplen una norma estética impuesta. Si tus verduras están estropeadas o un poco más oscuras de lo normal, no pasa nada. ¡El sabor es el mismo!. Usa las frutas o verduras más maduras para hacer jugos o postres. Asimismo, causa de que tus alimentos se pongan feos antes de llegar a consumirlos es por que seguro se compro demás.

  •   Entender el etiquetado de los alimentos.

 Hay mucha diferencia entre las fechas de “consumo preferente” y “caducidad”. A veces los alimentos siguen siendo inocuos para el consumo pasada la fecha de “consumo preferente”, mientras que la fecha de “caducidad” indica el momento en que el consumo deja de ser inocuo. Verificá las etiquetas de los alimentos para averiguar si contienen ingredientes no saludables como grasas trans y conservantes y evitá los alimentos con azúcar o sal añadidos.

  • Elegí una dieta más saludable.

Basando tu alimentación en lo natural, dejarás de a poco de consumir productos procesados o empaquetados que son los más contaminantes. A su vez, los alimentos naturales pueden ser reutilizados o compostados.

  • Compostá y optá (si es posible) por huertas.

Aprendiendo e informándote sobre el tema, te darás cuenta que una gran cantidad de tus alimentos pueden convertirse en abono orgánico para la tierra. ¡Tenemos un montón de posteos y notas sobre cómo empezar tu compost o huerta!.

Compartir es cuidar

  • Doná los alimentos que de otro modo se desperdiciarían. Por ejemplo, mediante aplicaciones los vecinos pueden conectarse entre sí y con empresas locales para que los excedentes de alimentos puedan compartirse y no tirarse a la basura.

Muchas personas en el mundo pueden dar los alimentos por sentados, no obstante, para los millones de personas que padecen hambre crónica, no hay ninguna garantía. Reducir la pérdida y el desperdicio significa respetar los alimentos, y los recursos naturales y el esfuerzo  que estos han requerido. Cuando pensamos en el trasfondo de la alimentación, es más fácil ver qué representan realmente nuestros alimentos y cuán valiosos son. Vos podés empezar hoy a contribuir.