Conexión Animal

Compartir :

Share on facebook
Share on twitter

Yacaré en la zona de las islas del Delta

Vecinos del Delta avistaron un yacaré en la zona del canal La Serna, cerca de la segunda sección de islas. No es la primera observación que ocurre en una zona que no es exactamente la que habitan estos reptiles, cuya área de distribución se encuentra en el noreste argentino, especialmente en las provincias mesopotámicas.

Los isleños y las autoridades se han organizado en red para hacer un seguimiento del animal, que se espera sea rescatado por personal del Serpentario Educativo de Tigre (SET), una organización dedicada al estudio y rescate de reptiles y anfibios en la que trabajan expertos en el tema. «Se trata de animales que no suelen atacar a los seres humanos a menos que se sientan amenazados y en la zona del Delta en la que este yacaré fue visto, el peligro es más bien para el animal porque puede ser cazado y por el tránsito fluvial«, explicó Francisco Brito, director del Serpentario.

Los yacarés habitan ríos, arroyos, esteros, lagunas y zonas pantanosas. En especial en aguas calmas y con vegetación acuática. Desde el Municipio de san Fernando informaron que hay desde hace por lo menos una década ya alguna población de yacarés aguas arriba, en el límite de la jurisdicción. Federico Amador, otro de los directores del SET cree que hay varias razones que pueden explicar este «corrimiento» de la especie hacia el sur. «La primera es que se trate de un animal perdido que llegó en una masa de agua sobre camalotes, la segunda es que por la modificación del hábitat y los cambios de temperatura la zona de distribución se vaya corriendo y la última – y difícil de comprobar – es que originalmente haya sido una zona de distribución de estos reptiles pero ante la presión sinergética haya desaparecido y ahora esté recuperándose».

Debido a su estado de conservación los yacarés son una especie protegida por ley por lo que está prohibido cazarlos o atraparlos. No son animales peligrosos y se sugiere no agredirlos ni manipularlos. Las autoridades ambientales y las organizaciónes especialistas son las encargadas de proceder eventualmente al rescate y la traslocacion del animal.

En Argentina habitan dos especies de caimanes: el yacaré overo (Caiman latirostris) y el yacaré negro (Caiman yacare). Durante décadas fueron perseguidos por el alto valor de sus pieles, al punto de provocar una notable declinación en sus poblaciones silvestres. En la actualidad, la caza con fines comerciales no existe pero están amenazados por la destrucción y fragmentación de su hábitat y el cambio del uso del suelo destinado a la explotación agropecuaria.