Conexión Animal

La marcha por el clima en el marco del día de la tierra

Compartir :

Share on facebook
Share on twitter

La marcha por el clima volvió a convocar a cientos de personas

Por Santiago Campeni – El pasado 22 de abril fue el día de la tierra y con motivo de esta efeméride, se realizó una marcha nacional para reclamar mayor acción climática. Miles de jóvenes de todo el país se movilizaron para reclamar a los gobiernos y a las empresas una mayor conciencia ambiental y medidas concretas contra la crisis climática.

La principal movilización se llevó a cabo en la Ciudad de Buenos Aires, con epicentro en la plaza de mayo, avanzando hacia el congreso de la nación. Los principales lemas de este evento fueron tres. La aprobación de una ley de humedales, la aplicación de un plan integral para la transición energética, y el fomento de la agroecología para la soberanía alimentaria. 

En primer lugar, la aprobación de la ley de humedales se reclama debido a que hace años, Argentina está en deuda en esta materia, a principios de este año el proyecto perdió estado parlamentario por tercera vez, como había sucedido en 2013 y 2016. Estos ecosistemas son fundamentales en la mitigación y adaptación frente al cambio climático, ya que actúan como sumideros de carbono y retienen agua en caso de inundaciones. Además estos hábitats cobran especial importancia, ya que el año pasado estuvieron constantemente en llamas, como sucedió en las provincias de entre ríos y corrientes, como por ejemplo en el parque nacional iberá donde se trabaja para reintroducir al yaguareté, una especie en peligro crítico de extinción. 

La transicion energetica es otro punto en que Argetina se encuentra retrasado, en relacion con los demas paises de la region. Según la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima (CAMMESA) en su informe del 2020, apenas el 9,7% de la matriz energética proviene de fuentes renovables, mientras que más de la mitad proviene de fuentes fósiles. La principal fuente de emisión de gases de efecto invernadero proviene del sector energético, representando el 53% de las emisiones según el inventario de gases de efecto invernadero presentado por la secretaría de ambiente en el 2019. Es fundamental avanzar hacia una transición energética justa e inclusiva, para reducir las emisiones del país. Argentina cuenta con un territorio privilegiado para el uso de energías renovables, ya que cuenta con extensas horas de radiación en el norte del país y potentes vientos en la patagonia, además una energía no aprovechada que seria de gran relevancia debido al extenso litoral, podría ser el uso de la energía mareomotriz. 

Por último, pero no menos importante, en la movilización se habló de un fomento a la agroecología para favorecer la soberanía alimentaria. Argentina es un país agrícola desde sus inicios, sin embargo esto no significa que esta actividad asegure que toda su población tenga acceso a una alimentación saludable. Según datos del INDEC el 37,3% de la población se encuentra por debajo de la línea de la pobreza, lo que dificulta muchas veces el acceso a la comida. Además la agroindustria genera un gran impacto en el ambiente, ya que para mantener el modelo actual de producción se requiere el uso de muchos insumos externos, como agroquímicos con efectos nocivos en las poblaciones cercanas a los campos y fertilizantes que si son utilizados en exceso contaminan los cursos de agua y generan emisiones de gases de efecto invernadero. Para revertir esta situación se propone la agroecología, una práctica que emplea más mano de obra resolviendo parte del problema de la pobreza actual que enfrenta el país y que produce alimentos frescos, de una manera más respetuosa con el medio ambiente, sin la aplicación de agroquímicos.

Estos tres ejes no serían posibles de llevar a cabo sin el debido financiamiento, tema que también estuvo presente en los carteles que llevaban los jóvenes que se movilizaron. Una de las consignas fue, “la deuda es con el sur” haciendo referencia a que los países desarrollados, son aquellos que más emiten gases de efecto invernadero y por lo tanto, son quienes más deben hacerse cargo del problema de la crisis climática. Además estos países se encuentran en una situación económica que les permite adaptarse mejor ante escenarios de inundaciones y olas de calor ya que cuentan con mejores condiciones económicas, por lo tanto es importante que estos países financien proyectos ambientales en países como Argentina. Este es un tema que siempre está sobre la mesa en las conferencias de las partes sobre el cambio climático, sin embargo es una cuestión siempre difícil a la hora de las negociaciones y aún no se ha llegado a un acuerdo de cómo debe generarse ese financiamiento.