Un parque nacional para la historia en donde fue el cruce de los Andes

Parque Nacional para la historia

Por Santiago Campeni – En la región de Calingasta, en la provincia de San Juan, se propone la creación de un nuevo parque nacional en la estancia Manantiales, lugar donde se dio el cruce de los andes por parte del General San Martín. Esta región más allá de su importancia histórica, presenta motivos sobrados para la creación de una nueva área protegida. 

La ecorregión que se desea proteger es la de los altos andes, un área que cuenta con glaciares, vegas y ríos de alta montaña, una vegetación escasa pero característica del lugar, por sus adaptaciones específicas a las altas alturas y los climas extremos, una fauna con rarezas y marcas mundiales y yacimientos arqueológicos que demuestran la presencia de vida marina en la era del mesozoico. 

El cordón montañoso de la Ramada, que se encuentra en esta área que se desea proteger, presenta cinco cerros de los más altos de toda la provincia de San Juan, todos superando los 6000 metros de altura sobre el nivel del mar (msnm). Ellos son, el Cerro Mercedario (6.770 msnm), la Ramada Norte (6.384 msnm), la Ramada Sur (6.250 msnm), La Mesa (6.200 msnm), Alma Negra (6.120 msnm) y Pico Polaco (6.000 msnm). Estos cerros cierran filas en forma de herradura multicolor, de una enorme belleza y espectacularidad, abrazando el profundo valle del río Colorado. En el caso del Mercedario, se trata de la cuarta montaña más alta de América, representando un gran atractivo para los alpinistas que desean escalarlo. La temporada recomendada para su ascenso, es de noviembre a febrero, y si es la primera vez que se realiza la subida, se aconseja ir con un guía de la zona. 

Este cerro, también guarda una importancia para los pueblos originarios de la zona, ya que según la leyenda del pueblo Huarpe, se habla de un tiempo en el que existió un lago a orillas del cual se asentó la gente. Desde la cima de este cerro el dios “Hunuc Huar”, observaba todo lo que el pueblo hacía. Un día, comenzaron las quejas sobre las condiciones del lugar. Principalmente por el viento presente todos los días y por el barro de la orilla del lago, que dificulta recorrerlo. Al ver Hunuc-Huar la actitud desagradecida de las personas decidió secar el lago y convertir a cada humano en una planta como castigo. La creencia perduró a tal punto que algunas personas dijeron haber escuchado durante la noche, con el soplo del viento, los lamentos de aquella gente arrepentida, como pidiendo a su dios el perdón para que les devuelva su forma humana. 

Otro punto de importancia en esta zona, es la presencia de glaciares en este cordón montañoso. La provincia de San Juan es la tercera del país en cuanto a la superficie ocupada por glaciares, con más de 60.000 hectáreas. Sin embargo, menos del 10% están protegidos en áreas naturales provinciales.  De ahí la importancia de los glaciares presentes en el área propuesta a ser convertida en un parque nacional. Allí se encuentran los glaciares La Ollada, del Caballito, Karpinski, Ostrowski, del Salto Frío, Italia, del Medio, San Juan y el Ventisquero La Ramada. El efecto del Cambio Climático ya dice presente en estos cuerpos de hielo también, viéndose un retroceso de los glaciares anteriormente mencionados. 

Además, podemos encontrar la presencia de humedales, entre los que se encuentran, la Laguna Blanca, vegas de altura y numerosos torrentes surgidos por el deshielo de las altas cumbres o de los glaciares. La existencia de estos cursos de agua pura le brinda un valor estratégico a la protección del área, debido a que constituye una medida de indudable trascendencia para asegurar la calidad de vida de los habitantes de la provincia, ya que estas son las principales fuentes de agua potable de los pueblos ciudades y áreas productivas cercanas a la zona.

Aunque en el imaginario popular la alta cordillera de los andes no presenta vegetación, la flora dice presente con diversas adaptaciones a las bajas temperaturas, las extremas alturas y la alta radiación. Aquí podemos encontrar especies de gramíneas tales como el coirón, o algunas autóctonas como la “Motita” (Adesmia aconcaguensis), una planta de altura (3.200 a 4.800 msnm), endémica de la Argentina. También podemos encontrar algunas cactáceas como el “Leoncito”(Maihueniopsis glomerata) o la “Oreja de chancho”(Pachylaena atriplicifolia).

Si hablamos de la flora, tampoco podemos dejar de mencionar la fauna característica de este lugar. Entre los mamíferos, los más fáciles de avistar serán los “Guanacos” (Lama guanicoe) o encontrar huellas de “Puma” (Puma concolor) o de “Zorro colorado” (Lycalopex culpaeus). Sobre los paredones rocosos, particularmente, en el momento en que el sol se muestra, será posible divisar “Chinchillones” (Lagidium viscacia). También la zona donde se plantea crear el parque nacional, es hogar del “Gato andino” (Leopardus jacobita), “el fantasma de los Andes”. Este animal es el felino más amenazado de América, y uno de los 5 más en peligro en el mundo, por este motivo especialistas de Argentina, Bolivia, Chile y Perú, han creado la “Alianza Gato Andino”. La creación de este parque nacional supondría la protección y la conservación de la fauna presente en el área protegida, brindándole una oportunidad de restablecer su población a animales como el Gato andino, que ven amenazada su subsistencia. Además con la creación del parque nacional se profundizará la investigación en la zona de la flora y fauna, ya que este no es un lugar donde se hayan realizado muchos estudios. Entre las especies voladoras podemos encontrar al emblemático Cóndor andino, tratándose del ave más grande del mundo, además de poder avistar pájaros endémicos, como son la “Palomita ojo desnudo” (Metriopelia morenoi) y el “Canastero Castaño” (Pseudasthenes steinbachi). Esto puede significar una fuente de ingresos para la zona ya que puede aprovecharse el turismo centrado en el avistaje de aves. 

Por otro lado, El cordón de la ramada, desde un punto de vista geológico presenta gran cantidad de restos fósiles, de la era Mesozoica. Los restos encontrados constatan que, en un pasado, en el lugar estuvo cubierto por agua, ya que se encontraron invertebrados marinos y plantas. También se encontraron restos de moluscos marinos. Esta es otra fuente de interés en el lugar, ya que puede ser utilizado como fuente de turismo, como sucede con otros lugares del país como es el caso de Ischigualasto.  

Además de la gesta histórica del cruce de los andes, que es sin dudas el aspecto más conocido de esta área geográfica, esta zona estuvo poblada desde antes de la llegada de cristobal colon, a America. Según los registros arqueológicos el territorio estuvo poblado desde hace 8500 años, destacándose pinturas rupestres y la presencia de la cultura inca. 

Por todo lo antes mencionado desde Aves Argentinas, miembro de Birdlife International y la Fundación de Historia Natural AZARA, se impulsa la creación de un parque nacional en esta zona de la provincia de San Juan, ante el avance de distintos proyectos mineros y la presencia de algunos que se encuentran en el territorio provincial desde hace años.