Aprobaron en Brasil el trigo transgénico “Made in Argentina”

Por Angeles Rempel

Hace unas semanas Brasil autorizó el ingreso del trigo HB4 para consumo humano. Un trigo transgénico desarrollado en nuestro país, el cual no solamente es resistente a las sequías sino que tolera al herbicida glufosinato de amonio ¿En qué medida nos afecta a los argentinos esta decisión? Mucho más de lo que pensamos...

El trigo HB4 es un producto “made in Argentina”. Desde hace más de 15 años el equipo de trabajo liderado por la investigadora del CONICET-UNL Raquel Chan viene desarrollando esta nueva semilla.

Semilla que en 2016 había recibido el visto bueno del Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria (SENASA) y en 2018 de la Comisión Nacional de Biotecnología (Conabia) fue finalmente aprobada por el gobierno nacional en octubre del 2020. Nada hubiera sido posible sin la inversión de INDEAR, empresa compuesta por la privada Bioceres y CONICET.

¿Qué propiedades tiene esta nueva semilla transgénica?

En el caso del trigo HB4, extrajeron del girasol un gen que activa una proteína muy valiosa. Cuando esta se expresa en el trigo, se activan muchos genes que le otorgan a la planta una gran tolerancia a las sequías. En un contexto de cambio climático, donde los períodos sin precipitaciones son cada vez más variables y extremos, el uso eficiente del agua en un cultivo puede ser crucial.

Sin embargo, este no fue el único gen incorporado al trigo HB4. También se incorporó un gen que le otorga a la planta la resistencia al herbicida Glufosinato de amonio. Por ende, las dos características (resistencia a sequías y al herbicida) se incorporaron juntas a la semilla.

Brasil le dio la derecha

El trigo HB4 viene siendo ampliamente cuestionado por el sector conservacionista y defensor de la agroecología ya que el herbicida al que es resistente es 15 veces más tóxico que el glifosato.

Sin embargo, no fue el único sector que cuestionó su aprobación en Argentina. Muchos chacareros, acopiadores y grandes productores no acompañaron la medida por miedo a comprometer las ventas y exportaciones.

Aquí es donde Brasil entra en la historia del trigo HB4: el país vecino es nuestro principal comprador de trigo. El 85% de sus importaciones son de origen argentina y de no aprobar el ingreso del HB4 el 40% de nuestras exportaciones de trigo se verían comprometidas.

Muchos acopiadores transmitieron su preocupación frente a un posible rechazo a sus productos por contaminación de trigo HB4 aun no autorizado en sus exportaciones.

La aprobación del transgénico en Brasil cambia completamente el panorama de resistencia a la adopción de este trigo y desvela aún más a los sectores opositores que luchan contra el uso indiscriminado de agroquímicos para producir alimentos.

Las negociaciones para acelerar su aprobación en Uruguay, Paraguay, Estados Unidos, Colombia, Indonesia, Sudáfrica y Australia ya comenzaron.

La Unión Europea lo prohibió

Existen muchos países en donde desde hace años el uso del herbicida y la importación de productos producidos con él se encuentra completamente prohibidas. Es el caso de la unión europea que bloqueó su ingreso en el año 2013. Concretamente en su reglamento dictan: “Con arreglo a lo dispuesto en el Reglamento (CE) n o 1107/2009, los Estados miembros modificarán o retirarán, si procede, las autorizaciones vigentes de productos fitosanitarios que contengan la sustancia activa glufosinato a más tardar el 13 de noviembre de 2013”.

Entre los argumentos en contra se encuentra su alta toxicidad aguda y sus efectos neurotóxicos, genotóxicos y alteradores de la colinesterasa (enzima crucial para la transmisión nerviosa).

La Red Universitaria de Ambiente y Salud declaró “El Glufosinato de amonio es un peligro inaceptable para la salud colectiva, sobre todo para la salud infantil. La contaminación alimentaria en derivados del trigo, aun a muy bajas concentraciones, presupone aumentos en las prevalencias de Trastornos Generales del Desarrollo infantil del tipo autistas, malformaciones congénitas en especial del sistema nervioso central y riesgo creciente de cánceres para la población”.

La realidad es que aprobado en Brasil, el trigo resistente al glufosinato será protagonista en las siembras de cara al invierno 2022. Será difícil encontrar un pan libre de herbicida en el futuro…

Bajo el nombre de Liberty es comercializado el herbicida por la empresa Bayer