Envases plásticos: Cómo reciclarlos correctamente

Una forma de cuidar el medioambiente y así aportar para disminuir los efectos del cambio climático el reciclaje de los desechos de plástico. Pero, ¿cómo se realiza correctamente el proceso?

Para poder efectuar una reutilización que sea efectiva y ecológica, lo primero que se debe hacer es una clasificación de los residuos, dependiendo del material que los componen.

Los envases y envoltorios de plástico que están marcados con la simbología “biodegradable”, acompañado de un número que va entre el 1 y el 7. ¿Qué significan estos dígitos? y ¿en que ayudan al reciclaje?

Los números que incluyen los envases plásticos corresponden al Código de Identificación de Resina y fueron creados por la Sociedad de la Industria de Plásticos para identificar el contenido de resina de cada tipo de recipiente plástico con el fin de facilitar la segregación previa al reciclaje.

Revisa qué significa cada número:

  1. Tereftalato de Polietileno (PET): comúnmente usado para envases de bebidas gaseosas, jugos, agua y en la industria textil. Es uno de los materiales más simples de reciclar. No obstante, su uso es fácilmente reemplazado por botellas reutilizables o retornables.
  2. Polietileno de Alta Densidad (HDPE): tiene como uso más común envases de detergente, shampoo, lácteos, tuberías, maceteros y el uso que más rechazo ha causado últimamente, bolsas para compras en tiendas y supermercados.
  3. Cloruro de Polivinilo (PVC): en general se conoce su uso en tuberías, pero también se puede encontrar en botellas de aceite, shampoo, envases de medicamentos, embalajes de carnes, en manteles, por nombrar algunos. El PVC es considerado tóxico debido a que en su fabricación se usa cloro, además, emana cloruro de vinilo, que con el aumento de temperatura puede pasar a los líquidos (tuberías o botellas de agua).
  4. Polietileno de Baja Densidad (LDPE): este tipo de plástico es considerado ligeramente peligrosos y se encuentra generalmente en envases flexibles como los de las mostazas, mayonesas y ketchup, en bolsas de alimentos congelados y en envases para líquidos como tetrapak y vasos para el café.
  5. Polipropileno (PP): uno de los usos más comunes del polipropileno es en los envases de yogurt y también se usa mucho en los envases de alimentos para llevar como sushi, tortas, vajilla desechable, tapas de bebidas y bombillas. Una forma de identificarlo, es arrugándolo porque a diferencia del Polietileno de alta densidad, este suena.
  6. Polipropileno (PP): el poliestireno o plumavit se usa generalmente en bandejas de carne, embalaje de electrodomésticos y algunas tazas para café. Este material demora mil años en degradarse, por lo que su uso está en retirada.
  7. Otros plásticos: aquí se encuentran todos los plásticos que no se pueden clasificar en las categorías anteriores. En general, se trata de artículos que incluyen varios tipos de plástico y por eso los posibles daños que generan a la salud no se saben con certeza porque tampoco se conoce con exactitud los tipos de resinas que contienen.

Fuente: 24 horas