Ciudad ruidosa: qué hacer para contribuir a un ambiente más silencioso

La contaminación sonora es un problema ambiental poco controlado en las ciudades. La Ciudad de Buenos Aires por ejemplo es una de las diez más ruidosas del mundo.

La principal fuente de ruido es el transporte terrestre con factores que agravan sus efectos como la velocidad, el grado de congestión del tránsito, el tipo y el estado del vehículo, el tipo de pavimento y las formas de conducir.
Motos, alarmas, sirenas, martillos mecánicos, obras en construcción, aparatos domésticos, música de bares y discotecas, el transporte aéreo, las estaciones de trenes y subterráneos, los centros comerciales, los camiones recolectores de residuos.

La Organización Mundial de la Salud considera ruido cualquier sonido que supere los 65 decibeles (dB) durante el día y 55 dB durante la noche; por encima de este nivel se entiende que se trata de ruidos que afectan la vida cotidiana.

  • Un ruido inferior a 45db(a) apenas genera molestias, 
  • Un nivel sonoro equivalente de más de 65 decibeles provoca dificultades para sostener una conversación normal 
  • cuando se superan los 85db ya generan dificultades en la totalidad de la población. 
  • A partir de 90 dB se producen lesiones en el oído si el ruido es continuo

Este es un cuadro comparativo de los decibeles que producen distintos ruidos y sonidos

Pájaro trinando: 10dbBocina automóvil: 90db
Movimiento follaje de los árboles: 20dbBocina de colectivo: 100db
Zonas residenciales: 40dbInterior discotecas: 110db
Conversación normal: 50dbMotos sin silenciador: 115db
Ambiente oficina: 70dbTaladradores: 120db
Interior de una fábrica: 85dbAvión sobre la ciudad: 130db
Auto rodando: 85dbUmbral de dolor: 140db

El ruido ambiental es el que percibimos en cualquier calle o hasta en nuestra propia casa. Dentro de estas fuentes emisoras tenemos:

  • El tráfico terrestre: autos, colectivos, camiones, motos.
  • Aviones, sobre todo en aeropuertos ubicados cerca de ciudades
  • El ferrocarril, el ruido de los vagones por los raíles, los silbidos estridentes, una constante para las familias que viven cerca de líneas ferroviarias o próximas a estaciones. Este problema se ve agravado con los trenes de alta velocidad.
  • Las obras públicas. Las excavadoras, los vehículos pesados, los compresores, los equipos de soldadura qu suelen funcionar de forma ruidosa alrededor de las obras.
  • Actividades lúdicas y de recreo pub, una discoteca, un bares, estadios de fútbol, los parques infantiles, las celebraciones de fiestas y ferias, las actuaciones musicales en la calle, los fuegos artificiales
  • Los servicios públicos, tales como las sirenas de la policía, ambulancias o bomberos; los vehículos de limpieza, de retirada de basura
  • Las industrias en lugares próximos a una concentración industrial o talleres 

Las secuelas de la exposición a niveles altos de ruido son muchas: pérdida parcial o total de audición, afecciones cardíaacas y circulatorias (hipertensión) y respiratorias. En el terreno del comportamiento sobresalen las alteraciones del sueño y del descanso, la irritabilidad y los trastornos de la conducta (agresividad), los trastornos depresivos y una disminución de la concentración.

¿Cómo colaborar para evitar un ambiente cada vez más ruidoso?

En esta lista están algunas de las cosas que podrías hacer

  • No hables a los gritos
  • No escuches música más fuerte de lo necesario
  • Escuchar música en ambientes ruidosos llevará a subir más el volumen para tratar de «tapar» al ruido, aumentando el barullo general
  • No aceptes estar en un lugar en el que la música esté demasiado alta sin decir nada a los responsables. Pedí amablemente al responsable de la música en un lugar público que baje el volumen,
  • Quejate amablemente, a un vecino que produce ruidos molestos 
  • Pedí a las autoridades comunales que hagan cumplir las leyes y ordenanzas relativas al ruido.
  • Intentar convencer a otras personas de que el ruido debe evitarse o disminuirse.
  • En tu casa realizá las actividades ruidosas (hacer un agujero en la pared, reparaciones, pasar la espiradora) a horas en que causen una molestia mínima a los vecinos. 
  • En el auto no uses la bocina en las ciudades, salvo circunstancias graves; acelerá gradualmente y obedecé el límite de velocidad,
  • Si vas a comprar una casa es aconsejable que sea lo más lejos posible de vías de tráfico intenso, de locales públicos ruidosos o de centros industriales. 
  • Denunciá ante las autoridades públicas cualquier fuente injustificada de ruido.

Si querés saber má, consultá el mapa de ruido de la Ciudad de Buenos Aires