Turismo responsable: ¿qué tenés que saber?

El turismo es una de las industrias más grandes del mundo, mayor aún que la automovilística y la petrolera. Genera importantes divisas pero tiene también un gran impacto sobre el ambiente, porque afecta a la pérdida de biodiversidad y produce gases de efecto invernadero, entre otros problemas.

¿Qué es el turismo responsable?
En los últimos años apareció una tendencia que busca disminuir este impacto generado especialmente, por el turismo masivo. Se trata del turismo sustentable, que intenta no sólo asegurar los aspectos económicos sino también el cuidado del ambiente, la preservación de la identidad y la diversidad cultural del sitio que se visita.

El turismo sustentable debe asegurarse de cumplir algunos criterios fundamentales:

  • La utilización eficiente de los recursos naturales.
  • La utilización eficiente de la energía
  • La minimización de los impactos ambientales, culturales y sociales de todo emprendimiento
  • El cuidado del impacto sobre las culturas locales
  • El incremento de los beneficios económicos y sociales para las poblaciones locales que, pese a ser las anfitrionas, muchas veces no participan del movimiento que generan los visitantes.
  • La no generación de contaminación ni residuos.
  • El trabajo digno.
  • La información clara al consumidor.
  • La accesibilidad para las personas con capacidades diferentes.

La industria del turismo sustentable depende de la protección de los recursos naturales, en lugar de su explotación. Se busca minimizar los impactos negativos que el turismo masivo puede provocar en las comunidades locales, hacer más real la imagen distorsionada que los visitantes pueden hacerse de la sociedad que han ido a conocer, y valorar la responsabilidad de los operadores turísticos, los anfitriones e instituciones públicas y de los turistas.


Cuando el turismo busca beneficios económicos a corto plazo, se desarrollan rápidamente los emprendimientos hasta que la cantidad de visitantes y/o su comportamiento excede los límites recomendados. Entonces se degrada el ambiente, baja la calidad de los servicios, se abaratan los costos y se desencadena una superpoblación pico de visitantes. ¿Cuántos ejemplos hemos visto así?

Por suerte cada vez más empresas de turismo comprenden la importancia de trabajar con el desarrollo sostenible de la infraestructura local y la conservación.

Un emprendimiento de turismo sustentable tiene que procurar conservar las áreas naturales y todas las expresiones de la identidad local de los sitios en donde opera, contar con un plan de manejo y una evaluación de impacto ambiental, tener infraestructura disimulada en el paisaje y respetuosa del estilo arquitectónico histórico, utilizar de energías limpias y silenciosas, consumir responsablemente y contribuir con el desarrollo económico de la comunidad local, entre otras acciones.

En Argentina las cifras del turismo son crecientes, a excepción del período de pandemia,. La mayoría de los turistas extranjeros y locales recorre el país atraídos por nuestras bellezas naturales, en el portal Yverá del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación pueden consultarse todos los datos. El turismo de naturaleza es buen negocio, ¿pero pensamos qué sucede con todo este movimiento en áreas naturales si no se hace con verdadero criterio sustentable?
Todos los lugares tienen su propia historia, naturaleza y cultura. Informate sobre estos temas, de manera que nuestra conducta y actitud no les provoque ningún daño.

  • Conviví en armonía con la naturaleza. Observá la fauna silvestre desde cierta distancia sin perturbar su hábitat.
  • Respetá el silencio.
  • Si visitás ecosistemas frágiles, como zonas desérticas, bosques o selvas, informate sobre cómo podés causar el menor impacto posible para no degradarlos.
  • Utilizá el agua y la energía, con moderación. Recordá que son bienes escasos.
  • No arrojes residuos. Conservalos hasta tu regreso o hasta encontrar recipientes habilitados
  • TENE CUIDADO CON EL FUEGO! . Podés provocar daños irreparables.
  • Consumí productos que sean expresión de la cultura local, probá la gastronomía artesanal, conocé su patrimonio histórico y cultural..
  • EN UN ESPACIO NATURAL TRATA DE QUE LA UNICA HUELLA QUE DEJES SEA LA DE TUS
    PISADAS.

Otras consideraciones que tenés que conocer:

  • Circulá a baja velocidad en el auto.
  • Escuchá música a bajo volumen. Molestás a los vecinos y a la fauna
  • Si necesitás leña consultá si podés utilizarla
  • Respetá las indicaciones de los carteles
  • No dejes huellas de tu presencia
  • En un área protegida está prohibido extraer plantas, piedras, restos fósiles o arqueológicos
  • Ingresar en los lugares no permitidos
  • Arrojar basura
  • Perturbar a los animales
  • Cazar, trampear o pescar