Fracasó en Diputados el tratamiento de la Ley de Etiquetado Frontal

Por Caro Diotti – La permanente batalla política entre el bloque oficialista y la oposición hizo fracasar este martes el tratamiento de la ley conocida como de Etiquetado Frontal en la Cámara de Diputados de la Nación en Argentina. El bloque oficialista no llegó a conseguir la cantidad de diputados necesaria para obtener la mayoría y la oposición impuso condiciones que no fueron aceptadas para dar quórum. Así la sesión se cayó e impidió que se aprobara la importante ley de Promoción de Alimentación Saludable (el etiquetado frontal es un punto dentro de un proyecto más amplio) que advierte sobre los sobre los excesos de grasas, sodio y azúcar en los alimentos. El proyecto ya contaba con media sanción en Senado por lo que sólo restaba la aprobación de la Cámara Baja para convertirse en ley.

Diputados busca convertir en ley el proyecto de etiquetado frontal – La  Brújula 24
las etiquetas que se proyecta que incluir en los alimentos

El proyecto de ley comprende una serie de regulaciones recomendadas por los expertos y por los organismos internacionales: la de etiquetado frontal de advertencias en los envases de productos comestibles y bebidas, procesados y ultraprocesados con exceso de azúcares, grasas saturadas, grasas totales y sodio; la protección de los entornos escolares; y la regulación de la publicidad, promoción y patrocinio de productos comestibles no saludables dirigidos a niños, niñas y adolescentes. La norma venía siendo muy resistida por las cámaras de industrias alimenticias (COPAL), el Centro de Industrias Lecheras, la Sociedad Argentina de Nutrición y la de Comercio de Estados Unidos en Argentina (AmCham) que alertaron que la iniciativa genera «obstáculos al comercio y la producción» e impone un sistema «punitivo e inequitativo» en la comercialización de alimentos.

Pero ¿qué es lo que genera tanto debate? En el informe Agenda Ambiental Legislativa publicado por el Círculo de Políticas Ambientales, Gastón Poncini especialista en legislación y política ambiental escribió un capítulo especial titulado «Ley de alimentación saludable: comer es político» sobre el tema. Poncini advierte en el documento que la norma implica «tres grandes decisiones del Estado Nacional. En primer lugar, la creación de un sistema obligatorio de etiquetado de advertencia en alimentos y bebidas no alcohólicas que informe a las y los argentinos el exceso de azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías. En segundo lugar, la regulación de la publicidad, promoción y patrocinio de estos productos a partir de principalmente la eliminación de ganchos y técnicas de captación de clientes (ej. inclusión de juguetes o personajes en envases y en los mismos productos), información nutricional complementaria (ej. resaltado de componentes nutricionales positivos) y avales de sociedades o instituciones científicas que propendan a erosionar el acceso a información clara, veraz y comprensible por parte de consumidores y consumidoras. Por último y no menos importante, la media sanción emitida por el Senado de la Nación incluyó, al igual que en la legislación internacional más avanzada, la regulación de los entornos escolares, en los cuáles se prohíbe el expendio de alimentos que contengan sellos de advertencia, protegiendo de esta manera con prioridad los derechos de niños, niñas y adolescentes».

El proyecto original se llevó casi cinco años de debate y presentaciones en el Congreso y cuenta con el aval de organizaciones de la sociedad civil, agencias de organismos internacionales e instituciones científicas como UNICEF, OPS, la Fundación Interamericana del Corazón, SANAR, FAGRAN, Consciente Colectivo y otras.

El etiquetado frontal de alimentos enfrenta a nutricionistas y a  industriales cordobeses | Ciudadanos | La Voz del Interior

En el mundo hay más del 820 millones de personas están desnutridas y 2.1 billones de adultos con sobrepeso u obesidad. En Argentina según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) seis de cada 10 adultos presentan exceso de peso y hay una tendencia de aumento sostenido.

Qué contempla la ley (Fuente:Ambito Financiero)

  •  Advierte a consumidores sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías, a partir de información clara, oportuna y veraz.
  • Promueve la prevención de la malnutrición en la población y la reducción de enfermedades crónicas no transmisibles.
  • Está dirigido a fabricantes, fraccionadores y envasadores que distribuyan, comercialicen o importen, que hayan puesto su marca o integren la cadena de comercialización de alimentos y bebidas analcohólicas de consumo humano, en todo el territorio de la República Argentina.
  • Los alimentos y bebidas analcohólicas envasados y comercializados en la Argentina deben colocar leyendas como «Exceso en azúcares», «Exceso en sodio», «Exceso en grasas saturadas», «Exceso en grasas totales», y/o «Exceso en calorías».
  • En caso de contener edulcorantes, el envase debe contener una leyenda precautoria inmediatamente por debajo de los sellos de advertencia con la leyenda: «Contiene edulcorantes, no recomendable en niños/as».
  • En caso de contener cafeína, el envase debe contener una leyenda precautoria inmediatamente por debajo de los sellos de advertencia con la leyenda: «Contiene cafeína. Evitar en niños/as».
  • El sello adoptará la forma de octógonos de color negro con borde y letras de color blanco en mayúsculas.
  • El tamaño de cada sello no será nunca inferior al 5% de la superficie de la cara principal del envase.
  • No podrá estar cubierto de forma parcial o total por ningún otro elemento. En caso de que el área de la cara principal del envase sea igual o menor a 10 centímetros cuadrados y contenga más de un sello, la autoridad de aplicación determinará la forma adecuada de colocación de los sellos.
  • Los valores máximos de azúcares, grasas saturadas, grasas totales y sodio establecidos deben cumplir los límites del Perfil de Nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud.
  • Se exceptúa de la colocación de sello en la cara principal al azúcar común, aceites vegetales y frutos secos.
  • Se prohíbe que los alimentos y bebidas analcohólicas que contengan algún sello de advertencia incorporen en sus envases información nutricional complementaria, logos o frases con el patrocinio o avales de sociedades científicas o asociaciones civiles, personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas, etcétera.
  • Se prohíbe toda forma de publicidad, promoción y patrocinio de los alimentos y bebidas analcohólicas envasados con al menos un sello de advertencia que esté dirigida especialmente a niños, niñas y adolescentes.
  • Se prohíbe resaltar declaraciones nutricionales complementarias que destaquen cualidades positivas y/o nutritivas de los productos.
  • Se prohíbe incluir personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, elementos interactivos, la entrega o promesa de entrega de obsequios, premios, regalos, accesorios, adhesivos, juegos, descargas digitales, o cualquier otro elemento, como así también la participación o promesa de participación en concursos, juegos, eventos deportivos, musicales, teatrales o culturales.
  • Se prohíbe la promoción o entrega a título gratuito.
  • El Consejo Federal de Educación deberá promover la inclusión de actividades didácticas y de políticas que establezcan los contenidos mínimos de educación alimentaria nutricional en los establecimientos educativos de nivel inicial, primario y secundario del país.
  • Los alimentos y bebidas analcohólicas que contengan al menos un sello de advertencia no pueden ser ofrecidos, comercializados, publicitados, promocionados o patrocinados en los establecimientos educativos del Sistema Educativo Nacional.
  • El Estado nacional priorizará las contrataciones de los alimentos y bebidas analcohólicas que no cuenten con sellos de advertencia.
  • Se encomienda al Poder Ejecutivo la reformulación del texto del Código Alimentario Argentino a efectos de adecuar sus disposiciones a la presente ley.

Hacé click acá para saber más sobre qué es el etiquetado de alimentos