Incendio en las sierras de Córdoba: hay casas afectadas y evacuados

Este miércoles se produjeron nuevos incendios forestales en las sierras de Córdoba que obligaron a evacuaciones preventivas. Unos de los focos se registró a la mañana dentro de una forestación en la zona de las localidades de Intiyaco y Athos Pampa, en el valle de Calamuchita. Casi en simultáneo, otro frente se detectó en el valle de Paravachasca, entre San Clemente y Potrero de Garay. En este último lugar las llamas alcanzaron varias cabañas.

A lo largo del día, además, hubo otros dos focos: uno en Capilla del Monte, donde intervinieron siete cuarteles de bomberos; y otro en un olivar de La Paz, en el valle de Traslasierra.

Durante la jornada, una flota de aviones hidrantes y casi cien efectivos de bomberos de diferentes cuarteles de la región trabajaron en el combate del fuego, con la prioridad de evitar que las llamas se acerquen a las zonas pobladas. El último reporte difundido indicó que hacia las 20, los dos frentes principales, en Calamuchita y Paravachasca, seguían activos.El fuego afectó hasta el momento a cinco localidades

“En esos lugares se concentró la mayoría de los recursos de medios aéreos y personal de bomberos voluntarios, del ETAC, Gestión de Riesgo, Defensa Civil y personal Plan Provincial del Manejo del Fuego”, señaló Diego Concha, director General de Protección Civil de la provincia.

El funcionario contó que las llamas comenzaron cerca de las 7 y precisó que en el lugar se presentaron “un total de 16 cuarteles de bomberos voluntarios, tres dotaciones del ETAC”. Según dijo, actúan los cuarteles de la Regional 7, “La Cumbrecita, Villa Berna, Yacanto, Villa General Belgrano, Santa Rosa y Potrero de Garay”, agregó.Los bomberos y demás efectivos que participaron de las tareas de extinción tuvieron que lidiar con las altas temperaturas

Los efectivos trabajaron en medio del calor extremo y los fuertes vientos que complicaron las tareas. Promediando la tarde de hoy, en Córdoba se registraron 32 grados de temperatura.

Afortunadamente, las condiciones climáticas mejoraron con el correr de las horas: al atardecer se produjo cierto alivio por la disminución del viento y la baja de la temperatura.

No obstante, Concha advirtió que “si bien ya ha descendido un poco la temperatura y la velocidad del viento no es tan importante como la que hubo más temprano -con ráfagas de hasta 98 km por hora del Norte- nos preocupa la rotación de viento al Sur que se producirá a la madrugada”.

Desde el gobierno provincial comunicaron que de los trabajos para controlar el fuego participan 87 bomberos y efectivos del Plan Provincial de Manejo del Fuego, de Defensa Civil provincial, de la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil, y de la Policía de Córdoba. Como parte del operativo, además, colaboran con las tareas un helicóptero, un avión hidrante opera desde el lago Los Molinos y otros dos de carga de agua terrestre lo hacen desde la pista de Villa General Belgrano. El ministro de Seguridad provincial, Alfonso Mosquera, se interiorizó de los daños provocados por el incendio

Las autoridades montaron un Centro Operativo de Emergencia se constituyó en la rotonda entre Potrero de Garay y San Clemente, un área crítica. Hasta allí se acercaron los ministros de Gobierno, Facundo Torres; Seguridad, Alfonso Mosquera, y Desarrollo Social, Carlos Massei; y el secretario de Gestión de Riesgo, Claudio Vignetta. Todos ellos se reunieron los intendentes locales para analizar la derivación de los incendios y el impacto sobre distintas localidades. Nación envió dos aviones hidrantes y un helicóptero con helibalde para colaborar con los trabajos de extinción

Por otra parte, en las próximas horas y a través del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), dependiente del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, dos aviones hidrantes de tipo Air Tractor AT 802 del SNMF y un helicóptero con helibalde del Ejército Argentino se sumarán a la flota provincial. Se espera que lleguen hoy al aeródromo de Villa Rumipal. Además, en la zona se encuentra personal técnico y de coordinación del SNMF, en tanto permanecen a disposición alrededor de 30 brigadistas de Nación a la espera del pedido de acción por parte de la jurisdicción provincial.

“A primera hora mañana vamos a tener seis aviones disponibles, más tres helicópteros trabajando para tratar de parar los incendios. Durante la noche se va a seguir trabajando”, informó Vignetta. El calor y los fuertes vientos complican la labor de los bomberos

Más temprano, el gobernador Juan Schiaretti se refirió a la situación y le solicitó a la población: “En Potrero de Garay estamos realizando la evacuación preventiva por riesgo de interface. Quiero pedirles a las familias afectadas que por favor colaboren con el personal de ETAC, bomberos, policía y defensa civil que está trabajando en el lugar”.

A través de sus redes sociales, el mandatario acotó: “Tenemos en marcha el Fondo Permanente para Atención de Situaciones de Desastre para afrontar todos los daños materiales y ambientales que puedan ocurrir. En estos momentos, lo importante es salvar vidas humanas”. Varias cabañas y otras viviendas debieron ser evacuadas

Hasta el momento no hay datos precisos sobre la cantidad de evacuados. Al respecto, el intendente de Potrero de Garay, Gerardo Martínez, indicó al medio Cadena 3 que hasta el momento serían “cerca de 80 vecinos” evacuados por las autoridades, mientras que otros desalojaron sus viviendas por su cuenta. “Hace dos o tres horas tuvimos momentos complicados. Hemos evacuado a muchos vecinos. Se quemó mucha extensión en poco tiempo, da mucha pena”, dijo el mandatario municipal.A lo largo del miércoles, se registraron cuatro frentes de incendio

Todavía se desconocen las causas que originaron el fuego. En el caso del incendio que se desarrolla en el valle de Paravachasca, la investigación la lleva adelante el fiscal de Alta Gracia Diego Fernández.

Desde el gobierno provincial advierten que “por la época de sequía y la imprudencia de unos pocos, los cordobeses están en situación de incendios extremos” por lo que difundieron una serie de recomendaciones para la población: no quemar basura ni restos de poda; no realizar quemas agrícolas; no hacer asados en espacios sin habilitación; no tirar colillas de cigarrillos ni fósforos encendidos en campos, bosques o zonas arboladas; si se inicia fuego en el pasto y no alcanza intensidad, apagarlo golpeando la llama con una manta o bolsa, si es posible mojada; en caso de situación de riesgo, seguir las instrucciones de los bomberos o autoridades a cargo; pedir asistencia llamando al 101 (Policía) 100 (Bomberos) o 0800 888 38346 (FUEGO).Se desconocen las causas que originaron las llamas

El año pasado, la provincia de Córdoba sufrió entre agosto y octubre las estadísticas anuales más graves en cuanto a incendios forestales se refiera en los últimos 20 años. Según la Federación de Bomberos Voluntarios de Córdoba, el fuego cubrió más de 320.000 hectáreas durante ese período. Como consecuencia, el siniestro también afectó unas 90.000 hectáreas en San Luis.

En aquel momento, el incendio de mayor extensión comenzó en áreas montañosas del departamento Ischilín y luego se extendió hacia el Valle de Ongamira y el norte del departamento Punilla.

También se registró otro foco de considerable extensión a pocos kilómetros al sur, sobre las Sierras Chicas, entre las ciudades de La Calera y Cosquín. Mientras que incendios de menor envergadura y duración se desataron en las ciudades de La Falda, Achiras y Valle Hermoso.

Fuente: Infobae