El CO2 atmosférico alcanzó su nivel más alto desde que empezó a medirse

El promedio registrado el pasado mes es de 419 partes por millón, el nivel más alto desde que empezaron las mediciones en el Observatorio Mauna Loa hace 63 años.

El dióxido de carbono atmosférico medido en el Observatorio de referencia atmosférica Mauna Loa de la NOAA (la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos) alcanzó su punto máximo para 2021 el mes pasado. El promedio mensual registrado en mayo, de 419 partes por millón (ppm), es el nivel más alto desde que comenzaron las mediciones hace 63 años. Son datos de la NOAA y de la Institución Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego.

Respecto al año anterior, el promedio de mayo de 2020 fue de 417 ppm. Pieter Tans, científico senior del Laboratorio de Monitoreo Global de la NOAA, señala que el CO2 es, con mucho, el gas de efecto invernadero más abundante causado por los humanos y persiste en la atmósfera y los océanos durante miles de años después de su emisión.

«Estamos agregando aproximadamente 40 mil millones de toneladas métricas de contaminación de CO2 a la atmósfera por año», añade Tans en un comunicado de la NOAA. “Si queremos evitar un cambio climático catastrófico, la máxima prioridad debe ser reducir la contaminación por CO2 a cero lo antes posible», advierte, acorde a las alertas que la comunidad científica hace a diario a través de datos e informes.

Según la NOAA, si bien el aumento interanual de 1,8 ppm en el pico de CO2 de mayo fue ligeramente menor que en años anteriores, las mediciones de CO2 en Mauna Loa durante los primeros cinco meses de 2021 mostraron un aumento de 2,3 ppm respecto a los mismos cinco meses de 2020, un valor que ronda al aumento anual promedio de 2010 a 2019. Una prueba de que las perturbaciones que ha traído la pandemia no han hecho disminuir las emisiones, que continúan en aumento.

En este sentido, el organismo estadounidense certifica que las décadas de negociación en la comunidad internacional no han revertido los aumentos en los niveles atmosféricos de CO2 que se producen cada año. No obstante, en palabras de Tans, «si tomamos medidas reales pronto, todavía podríamos evitar un cambio climático catastrófico»

Fuente: Climática