Otra oportunidad para defender al Río Santa Cruz: el caso del Tendido Eléctrico

Por Angeles Rempel

Se avecina una nueva Audiencia Pública en torno al megaproyecto hidroeléctrico que busca instalar dos represas sobre el río Santa Cruz. Santiago Cané (FARN) nos explica los impactos e irregularidades detrás de las obras del tendido eléctrico.

Cuando pensamos en la construcción de un proyecto hidroeléctrico, generalmente asociamos las obras al levantamiento aquellos paredones que alterarán el flujo natural del agua para generar la energía. Raramente pensamos en las grandes torres que deben transportar la energía desde la represa hasta el Sistema Argentino de Interconexión (SADI) para que sea distribuida al resto del país.

El 2 de octubre será llevada a cabo la Audiencia Pública obligatoria asociada a las obras del Tendido Eléctrico de 170 kilómetros que buscarán conectar las represas Cóndor Cliff/Néstor Kirchner y La Barrancosa/Jorge Cepernic con el SADI. La misma fue convocada por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad y será llevada a cabo de forma virtual mediante la plataforma Webex.

El Estudio de Impacto Ambiental comprende la construcción de una Línea de Extra Alta Tensión para la transmisión de energía eléctrica entre la playa de maniobras de la Represa Cóndor Cliff/Néstor Kirchner y la Represa La Barrancosa/Jorge Cepernic hasta la Estación Transformadora en la cercanía de la localidad de Cte. Luis Piedra Buena.

Sin embargo, este proyecto fue ampliamente cuestionado tanto por movimientos de vecinos autoconvocados, como por comunidades Mapuche-Tehuelches y ONGs ambientalistas. Para comprender las irregularidades y cuestionamientos en torno al proyecto del tendido conversamos con Santiago Cané, Coordinador de asuntos legales de FARN, quién lleva la causa legal del caso:

“Las irregularidades en la presentación del Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) del tendido podríamos decir que son dos: por un lado, en junio de 2017 se presentó el EsIA de las represas sin incluir las obras del tendido. Sin embargo, en el convenio renegociado con China se incluyó las represas más el tendido como una obra única. Entonces, el EsIA del tendido se tendría que haber presentado junto con el de las represas en 2017. Porque son obras sinérgicas con impactos acumulativos que se potencian” explica Santiago.  

El megaproyecto hidroeléctrico fue adjudicado en 2013 al consorcio de empresas “Represas Patagonia” de capitales argentinos y chinos. Santiago comenta que en el año 2016 el proyecto fue modificado y renegociado: “en esa renegociación del convenio se incluía como obligación del contratista el análisis de los impactos acumulativos y sinérgicos de ambas partes del proyecto que es algo que no se presentó y que no se incluyó en esta audiencia que se va a tramitar el 2 de octubre”.

Otra irregularidad señalada por Cané fue el EsIA y la Audiencia Pública provincial por el tendido eléctrico llevada a cabo en febrero del 2019: «la obra es parte del proyecto de las represas y se tendría que haber tramitado a nivel nacional la EIA y no sólo en la provincia”. La falta de validez del estudio y la instancia de participación ciudadana generaron que actualmente se vuelva a realizar esta vez en el marco de una autoridad nacional.

Otro aspecto a resaltar comprende a las entidades encargadas de realizar esos Estudios de Impacto. Mientras que las represas fueron analizadas por la entidad estatal EBISA (actual IEASA), el estudio del tendido es desarrollado por la consultora Terramoena. Las ONGs cuestionan la falta de continuidad en los estudios, más aún si los impactos son considerados acumulativos y sinérgicos.

Impactos negativos del Tendido Eléctrico

“Los posibles impactos son principalmente sobre especies de aves migratorias porque las líneas de alta tensión provocan muchos accidentes y muertes. Sobre todo, en especies que están en peligro de extinción. Agregarle un factor más de riesgo puede ser muy perjudicial”. Una de las aves en cuestión es el Macá tobiano (Podiceps gallardoi), especie endémica de la provincia de Santa Cruz en peligro crítico de extinción. Este Macá migra en otoño desde las mesetas en altura situadas al oeste de la provincia, al Mar Argentino. Uno de los sitios de invernada es justamente el estuario del río Santa Cruz, el cual a su vez podría verse afectado por el funcionamiento de las represas: “Ya las represas generan un problema para las aves migratorias que estaba mencionando antes y se acumula el impacto del tendido eléctrico” resume Cané quien agrega “Además debe mencionarse el impacto en la salud de poblaciones, en el paisaje, en patrimonio natural y cultural que se atraviesa por estas líneas”

El Macá tobiano, ave en grabe peligro de extinción, podría verse seriamente afectada por el tendido eléctrico. Foto: Hernán Povedano

Por otro lado, dichas obras son llevadas a cabo en sitios sagrados para las comunidades Mapuche-Tehuelches quienes aun reclaman el incumplimiento del convenio 169 de la OIT que obliga al Estado Nacional a efectuar una consulta libre, previa e informada.

El reclamo llegó a la justicia

Santiago comenta que FARN había iniciado hace unos años acciones legales reclamando dichas irregularidades: “La cautelar elevada consiste en un pedido de suspensión de las obras y de los trámites administrativos de las represas y del tendido eléctrico porque se tenía que trabajar en conjunto el impacto ambiental de las represas y el tendido eléctrico. Fue iniciada en el 2018, pero hubo un tema con la competencia del caso porque la Secretaría de Energía presentó que se vinculaba con otro caso (con el de Banco de Bosques). Entonces se estuvo resolviendo la cuestión de la competencia y actualmente quedó en la sala 1 de la Cámara contenciosa administrativa en etapa de resolver sobre lo solicitado”.

Sin embargo, desde FARN no ven con buenos ojos el resultado de la justicia: “Sospechamos que consultarán si por la realización de esta audiencia desistimos del reclamo.  De todas formas, no es lo que nosotros habíamos pedido porque se está convocando a esta audiencia para analizar el impacto del tendido eléctrico y no de manera acumulativa con las represas”.

Otra Audiencia se avecina

De cara a una nueva instancia de participación ciudadana Santiago reflexiona: “Desde FARN esperamos que toda la sociedad civil manifieste los motivos por los cuales se opone a esta obra que es muy perjudicial para el ambiente y para el patrimonio cultural y de esa manera las autoridades empiecen a tomar en cuenta esta oposición. De todas formas sabemos que al no ser vinculantes las audiencias públicas suelen tener un tinte de mera formalidad con el desarrollo de las obras ya decidido.”

Para participar de la audiencia pública uno puede inscribirse en el siguiente link: https://www.argentina.gob.ar/enre/audienciasantacruzhttps://www.argentina.gob.ar/enre/audienciasantacruz . Se reciben inscripciones hasta el miércoles 30 de septiembre a las 14hs.

El tramo del río Santa Cruz popularmente llamado «El corazón del Río» que se vería inundado en caso de concretarse el proyecto de las represas