Jardines y agro

Jardines y agro

Nuestra flora: La chilca, un arbusto que podemos disfrutar en las sierras de Buenos Aires

La “chilca” (Baccharis tandilensis) es un arbusto endémico y muy abundante en las sierras de Tandil y Azul llegando hasta Mar del Plata, se encuentra al pie de afloramientos rocosos y escarpas ubicadas en las laderas. Es leñoso y con mucha ramificación cercana al suelo, de follaje bastante denso,  florece desde comienzo del verano hasta mediados del otoño, se muestran en grupos de abundantes flores color blanco algo amarillentas y perfumadas, de las mismas se obtienen aceites esenciales de un olor dulce, algo resinoso y amaderado que puede ser de utilidad en la industria de fragancias. La polinización se da por intermedio de los insectos (entomófila).

Conocelo con estas fichas sobre flora nativa creadas por Pampeanas un grupo de biólogas productoras de plantas nativas de Tandil que generosamente comparten con Conexión Animal este material que iremos publicando.

Identificar y reconocer nuestra flora autóctona nos ayuda a valorar el patrimonio natural de cada región de nuestro país. Y también podemos contribuir a su supervivencia  haciéndolas formar parte de nuestros jardines, plazas y espacios verdes. una forma de promover la restauración de hábitats naturales. Conocelas y cultivalas.