Sustentabilidad

Sustentabilidad

Educación ambiental, esta vez digital

Por Angeles Rempel

En una disciplina donde se suele invitar a los niños a dejar el celular y volver a la naturaleza, hoy la digitalidad se presenta como una herramienta para atravesar el contexto de pandemia. Conocé la propuesta surgida en Santa Cruz para seguir acercando a los niños al cuidado del ambiente desde sus hogares.

Afortunadamente cada vez son más los chicos que en nuestro país reciben educación ambiental, aunque falta un gran camino por recorrer. Bajo este contexto muchas actividades tuvieron que adaptarse a la pantalla y la educación ambiental no es una excepción. En el día de la niñez, la Secretaría de Ambiente de la provincia de Santa Cruz lanzó una plataforma de juegos virtual con distintos retos de índole ambiental. Para participar cada niño debía elegir un animal nativo de la provincia entre los que se destacaba el Guanaco, el Puma y hasta el Macá tobiano, ave endémica de la provincia en peligro crítico de extinción. Los desafíos invitaban a los jugadores a conocer la flora y fauna de la provincia buscando alternativas para cuidar el planeta.

 

 

Pablo Hernández, guardaparque e integrante del equipo de Educación Ambiental de la provincia, comenta los orígenes de esta nueva propuesta que no habría sido posible sin el trabajo conjunto de múltiples organizaciones: “La iniciativa, que surge desde la Secretaría de Estado de Ambiente de la Provincia (SEA) y la Secretaría de Desarrollo Turístico y Productivo de Los Antiguos (SDTPLA), es acompañada de numerosas instituciones gubernamentales, educativas, ONG´s, Fundaciones, Clubes de Observadores de Aves, Clubes de Ciencias, Escuelas Rurales y distintos proyectos que trabajan en el territorio provincial. Cada institución, participó en el diseño y creación de los distintos juegos y actividades que tienen como eje principal, conocer nuestra fauna, flora, paisajes y el cuidado del lugar donde vivimos.”

Pablo en la eco-kermesse celebrada en 2019 en Los Antiguos

Pablo comenta que la idea inicial surgió en la localidad de Los Antiguos donde se viene realizando una ecokermesse para el día del ambiente desde hace dos años: “tiene básicamente los mismos objetivos, y este año, tuvo que hacerse de manera virtual. Es así que decidimos ampliar el horizonte y hacerlo a nivel provincial”.

Naturaleza y digitalidad ¿una dicotomía?

Muchas veces se plantea como objetivo de la Educación Ambiental acercar a los niños a la naturaleza y romper con el excesivo uso de la computadora y los dispositivos móviles.

Sin embargo, sería interesante pensar si existe una verdadera dicotomía o el contexto sirve para que los educadores reconsideren a la digitalidad y la incorporen como un complemento para transmitir mensajes. Pablo reflexiona al respecto: “Si bien desde la educación ambiental siempre se intentó e intenta que el público se acerque a la naturaleza, con el fin de tener experiencias de primera mano, vivencias, de volver a ese contacto con lo natural, intentando conectar y abrir los sentidos, considero que la tecnología o la digitalidad, en este contexto que estamos atravesando, resulta ser una buena herramienta. Sin embargo, es sólo eso… una herramienta más y en este caso, una gran oportunidad para acercar temas ambientales, ya que todo el mundo se ha puesto “dependiente” de internet.”

Argentina es el país de la región donde más temprano se le otorga un celular a un niño, con 9 años de edad promedio.

Los desafíos de la Educación Ambiental

Actualmente muchos proponen a la Educación Ambiental como una de las soluciones para afrontar el grave deterioro ambiental que atraviesa el planeta. Pablo rescata la necesidad de darle un enfoque transversal e integral: “Es una herramienta muy poderosa para generar cambios de base y en actitudes que son para el beneficio de todos/as. A pesar de eso, aún no se le da la importancia y/o jerarquía que merece.

“Creo que el desafío más importante a nivel provincial (y en cualquier nivel) es instalarla desde los Ministerios/Secretarías de Educación como un eje fundamental. Para esto, es necesario la apertura desde distintos niveles, y darle la jerarquía que se merece. También considero importante y un gran desafío, la capacitación para generar promotores y líderes ambientales y/o el trabajo en conjunto con los municipios. En Santa Cruz, es un camino que ya se inició, pero es necesario garantizar su continuidad” concluye Pablo.

Integrantes de distintas organizaciones unidos por la Educación Ambiental en la Eco-kermesse