Cambio climático

Cambio climático

«Lo peor que puede pasar es que salga una mala ley de humedales»

Por Martín Carrevedo y Carolina Diotti

Cuáles son los puntos esenciales de la agenda verde local y global, las claves del camino hacia la sostenibilidad y el futuro de la Ley de Humedales. No te pierdas esta entrevista con el ecologista y ex diputado nacional Juan Carlos Villalonga que pasó por nuestro ciclo de charlas en vivo de los jueves en el Instagram de Conexión Animal.

Juan Carlos Villalonga es un reconocido referente ambiental con una prolífica trayectoria de más de treinta años en el ecologismo. Rosarino de nacimiento, en 1985 fundó la organización Taller Ecologista en esa ciudad de Rosario, fue director político y de campañas de Greenpeace Argentina durante dieciséis años  y en 2011 co-fundó y lanzó públicamente el movimiento Los Verdes.  Fue presidente de la Agencia de Protección de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (APrA) y diputado nacional por Juntos por el Cambio entre 2015 y 2019. Hoy es consultor privado de la consultora M&V dedicada al desarrollo de las energías renovables. Convocado como uno de los invitados a nuestro ciclo de entrevistas en vivo de los jueves, Villalonga – que es especialista en cambio climático y energía – habló de cómo deberá ser la transición ecológica, energética y económica en un mundo desafiado por el cambio climático y ahora por la pandemia

Aquí un extracto de sus tramos más importantes.

Todo el mundo hablaba de transición ecológica, económica, energética hasta que llegó la pandemia. ¿qué es esa transición y cómo creés que se va a reconfigurar en este nuevo escenario? 

Hay una transición tecnológica muy vinculada a la energía, a las emisiones de carbono, un horizonte de acuerdo mínimo que está en desarrollo. Por la pandemia algunas cosas están amenazadas y debido a la crisis económica recuperar empleos será lo prioritario. Y es obviamente posible que esto vaya en detrimento de los avances logrados hasta ahora. Por eso es importante sostener los acuerdos como el Green New Deal de la UE, un conjunto de políticas para impulsar la transición económica frente al calentamiento global.  La transición energética es transitar de un modelo como el actual basado en los combustibles fósiles a uno basado en fuentes renovables que dejarán de lado completamente al actual modelo. Para esto sólo tenemos tres décadas.

¿Qué opinás del rol de los organismos multilaterales en los últimos años en relación a la transición hacia la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático?

Creo que la pandemia dejó a la OMS muy mal herida por ejemplo, pero todos los organismos internacionales deber hacer una autocrítica y volver a ganar credibilidad. Tienen un rol fundamental. Las Naciones Unidas son un espacio en el que cada país, no importa si grande o chico, vale un voto: todos por igual. Pero si en la OMS  no han sido claros con el uso del barbijo, cómo creerle al IPCC ¿no?. Sin embargo depende de estas organizaciones poder seguir en este camino de cambios, por eso es clave que puedan revalidar esa credibilidad frente al conjunto social. 

¿ Se puede volver a arrancar hacia una salida «verde»?

El sector de la economía es el que define si vamos en la dirección correcta y dentro de eso, es la transformación en el sistema energético la que marca el ritmo. Debemos intentar mejorarlo. Todos los demás sectores se verán influenciados por si avanzamos o no en el rubro energético. Para un vendedor textil o para el sector agropecuario, es determinante avanzar ya que en el plano internacional aparecerán exigencias, premios y castigos relativos a si  utilizó una matriz energética limpia o sucia.

¿Avanzó algo Argentina en materia de transición energética?

 Argentina en sólo tres años generar un 10%  de su producción de energía eléctrica proveniente de fuentes renovables, algo que supera a lo que genera la energía nuclear por ejemplo, pero nos cuesta como país y sociedad mantener una política de estado y eso ni siquiera depende del partido político que gobierna, es una cuestión de idiosincracia. Hoy el sector renovable está algo frenado, pero espero que no nos demoremos mucho más y sigamos dándole continuidad a una estrategia que funcionó muy bien. Nos cuesta mantener la visión de largo plazo, que se corte cada cuatro años un programa es un problema a nivel social, debemos ser autocríticos y no echarle la culpa a los políticos solamente. Demandar a los políticos pero ponernos de acuerdo es lo fundamental, no echar culpas.

¿Cuáles son los impactos que tendrá el cambio climático en Argentina si no aceleramos esa transición?

El mundo va en camino de intentar cumplir los compromisos climáticos, pero sabemos que  si no lo hacemos el aumento de la temperatura mínima promedio global va a superar el umbral estimado que es de 1,5 o 2 grados centígrados y que ya provocarán cambios drásticos. El aumento del nivel del mar, por ejemplo, va a impactar en la provincia de Buenos Aires que es muy plana cuando la suba haga que el agua salada ingrese al continente y deje áreas hoy muy poroductivas completamente inundadas. También las sudestada serán mayores, desaparecerían los glaciares de alta montaña que son oasis para provincias como San Juan y Mendoza. Si se secasen los ríos por la suba de temperatura, se agravaría la situación sin dudas. Las matrices productivas podrían cambiar y las próximas décadas pueden ser agitadas. Los modelos climáticos lo demuestran, con 2ºC de suba se intensifica mucho la problemática pero si seguimos así vamos rumbo a los 3.5 ºC en un futuro. Por eso lo ideal sería no superar esos 2 ºC.

Sos autor de la ley de Generación Distribuida, una norma que colabora justamente a impulsar esa transición energética ¿cómo funciona?

 La Generación Distribuida es el derecho que tiene todo usuario que puede utilizar energía de manera personal y comercializar el sobrante entregándolo de nuevo a la red. Es el uso de fuentes renovables, como el sol, el viento, el agua en cauces de río, la biomasa para generar energía eléctrica destinada al autoconsumo, y a su vez inyectar el excedente a la red de distribución.

Los equipos de generación distribuida, como paneles solares, pequeños aerogeneradores u otras tecnologías, pueden instalarse en industrias, PyMEs y hogares, generando un ahorro económico en la factura del servicio eléctrico y contribuyendo a la mitigación del cambio climático.

Es una Ley Nacional, 27.424, pero cada provincia decide si avanza o no. Córdoba es una de las provincias que aprovecha todos los beneficios pero otra lamentablemente todavía no se adhirieron ni la implementan. Tenemos pocas o muy malas regulaciones sobre esto y las distribuidoras eléctricas tendrán que trabajar de manera correcta porque es lo que ya está ocurriendo en el mundo, tenemos que aggiornarnos.

La movilidad eléctrica es otra de las alternativas para bajar emisiones y contaminación ¿es viable aquí en nuestro país? 

Algunas compañías como Volt Motors ya están entregando autos eléctricos.

Los autos eléctricos son parte de esa transformación para abandonar los combustibles fósiles.Todas las automotrices en 2030 pasarán a ser de autos eléctricos, la Argentina está retrasada en eso también por falta de continuidad. El sector de transporte tiene que electrificarse y hay dos opciones, por baterías o pilas de combustible de hidrógeno. Ya en Chile está ocurriendo: es urgente el uso de utilitarios eléctricos, transporte de carga por ejemplo que se carga de noche y listo. Las baterías pueden ser recicladas en su totalidad con lo que la vida útil no sería un problema. La legislación plantea un circuito completo, generar el auto eléctrico, su uso y la finalización. Baterías similares a las de los celulares, tratadas bien son reutilizables. 

Te traigo al tema urgente de los últimos meses ¿ qué pasa con los incendios en el Delta del Paraná y en Córdoba? 

Los incendios de las islas del delta del Paraná, visibles desde la costanera de Rosario.

El Estado Nacional no tiene claridad todavía acerca del origen de estos incendios pero hay que entender que hay grandes ecosistemas en el país que nadie protege. Las provincias no quieren que la Nación se entrometa y ellas a su vez no pueden dar protección. La ley de Humedales debe dar este ordenamiento que es necesario, no nos hemos puesto de acuerdo con las facciones o conflictos entre dos sectores, bajar la conflictividad debería ayudar a eso.

¿La Ley de Humedales saldrá?

No creo, al menos en este momento la ley de Humedales no va a salir. Hay sectores fundamentalistas que niegan la necesidad y otro sector habla de  que se necesita mucho equilibrio. Hay muchas resistencia del sector productor y las provincias. Pero lo peor que puede pasar es que salga una mala ley, más vale esperar un poquito más y que la Ley sea buena de verdad porque se necesita discutir mucho más profundamente todavía el tema.